Fenotipos de jugadores: Artículo web

Como se dice en el propio post por parte del autor “todas las consideraciones y todas las reflexiones filosóficas de los entrenadores de formación con respecto a los jugadores son muy protectoras” y así ocurre en general en todas las publicaciones, artículos, reseñas y demás notas que se pueden encontrar sobre el deporte base y el baloncesto de formación en concreto. Ya en anteriores entradas hemos hablado de esa forma tan “casta” de ver la realidad y esa sobreprotección extraña que hay en lo relativo a deporte/hijos en cuanto al nivel de exigencia y/o compromiso.

En esta ocasión recomendamos dedicar unos minutos a la lectura de un muy interesante artículo de Ángel Fernández Tripiana que ha publicado y que podéis consultar haciendo click aquí. Casi resulta terapéutico leer que un entrenador superior de baloncesto se atreva a hablar así de claro porque algunos nos sentimos bichos raros e incluso tratados como tales cuando pedimos una línea de trabajo con nuestros hijos y que en esa línea figure un nivel de exigencia acorde con lo que se puede esperar de ellos, llevarles a una progresión, que no debería de ser tan descabellado. ¿Acaso hay otra forma de progresar y evolucionar que no sea a través de la exigencia?

Ha sido un oasis en el desierto leer esas líneas de este artículo que os recomendamos hoy. Esperamos que os resulten interesantes también.

Anuncios

10 thoughts on “Fenotipos de jugadores: Artículo web

  1. Por cambiar de tema,no sé dónde ponerlo.

    Que os parece el calendario de la fáb?

    Nosotros,por ejemplo,nos suspendió corazonistas este partido y empezamos descansando. Resumen : no jugamos hasta el 21 de enero desde el 14 de diciembre. De broma.

    Me gusta

    1. Los calendarios de todos los años dan lugar a un parón navideño excesivo, tanto que otros años en nuestro equipo lo temíamos y pensábamos organizar amistosos o algo que no hiciera perder una dinámica que cuesta coger y se venía abajo en ese parón. La respuesta y explicación de la federación es muy fácil: lo que se disputa son juegos escolares, bajo el amparo del gobierno de Aragón y al ser vinculados al ámbito escolar, se condiciona al calendario al escolar. Mientras no hay clases, no hay competición. Así de simple será la respuesta. Para mí, un parón excesivo pero… nuevamente en manos de los clubes o familias más implicadas el buscarse soluciones creativas. Más de lo mismo.

      Me gusta

      1. No vamos a dejar de entrenar y está la tecnificacion. Pero sin partidos….

        Por no hablar que la liga el 18 de marzo está terminada pudiendo haber hecho un grupo solo hacen dos..

        Me gusta

      2. Es una competición de liga muy desangelada y a veces se solapa con la copa y es otro jaleo de fechas, se quedan partidos sin jugar, con la JrNBA ya era la leche… y al final no te centras en nada y no disfrutas nada.

        Me gusta

  2. Para mí el problema que hay habitualmente es uno de los dos que voy a comentar, o incluso los dos simultáneos. O bien hay limitaciones de estructura de club (por falta de suficientes niñ@s o de estructura), o las limitaciones vienen de mentalidad/filosofía. Al final hay que poner unas líneas maestras y exponerlas, tanto para jugadores como para familias, pero ser claro y riguroso con ello. El gestionar un club lleva implícito “pastorear” a los jugadores, pero también a las familias. las familias que tienen claro lo que hay, las reglas, las normas generales que hay que cumplir, reforzarán la autoridad del club ante sus hijos y todos irán a una y con esas líneas maestras conocidas por todos. Es cuando se deja todo a la buena voluntad de la gente, cuando se evita dar “disgustos” por no perder asociados, cuando se está sembrando una más que probable discordia en equipos y niveles. Pienso que en los fenotipos del artículo todos estaremos identificando a jugadores/as de nuestros clubes y el problema viene cuando se mezclan fenotipos incompatibles entre sí o con los objetivos del equipo. No ser claro es el primer error y el que más condiciona todos los demás que puedan venir.

    Me gusta

      1. Hay una expresión bastante gráfica para estas situaciones, “no se puede hacer una buena tortilla sin romper unos cuantos huevos” y si no se toman decisiones por mucho que puedan resultar a veces desagradables y se deja todo en manos de entrenadores y/o familias, al final todo se toma como algo personal cuando no debería de serlo.

        Me gusta

  3. Totalmente de acuerdo con el artículo. Pero Dificil de aplicar. El problema esta en cada uno, en cada casa y hasta que no sea (seamos) conscientes.
    Un jugador que lucha, se esfuerza y esta implicado, pero no llega al mínimo del nivel del equipo. ¿Donde encaja? ¿En otro grupo que solo juega a divertirese o juega por cumplir?… y la pregunta del millón ¿hay algún equipo que logre que todos sus jugadores tengan el mismo perfíl de implicación y esfuerzo?… a mí entender eso es casi imposible en categorías BASE, y casi todos los equipos que nos vienen a la cabeza, no queremos eso para nuestros hijos ya que en muchos casos esos jugadores salen quemados, y en el momento que no progresan no valen y es cuando viene el batacazo moral.

    … una opinión.

    Me gusta

    1. Yo creo que en categorías base,un jugador que se implica y lucha siempre llega al nivel del equipo. Por lo menos hasta Junior ,son casos contados de graves carencias físicas sobre todo los que no lo dan.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s