Selección ¿natural?

Pasa el tiempo y aquellas niñas que empezaron haciendo un deporte por diversión ya son adolescentes en plena ebullición hormonal. Ya tienen definido su carácter, sus preferencias y su forma de afrontar los vaivenes de esta vida. Nuestro papel como padres es y ha sido siempre estar a su lado, ofreciendo apoyo y confortando cuando lo han necesitado.

Estas chicas hoy en día padecen ya la presión de los estudios, de la responsabilidad personal y de la competitividad que se respira en la sociedad. Sin embargo a veces parece que nos negamos a que esa dinámica entre en el deporte que practican como ya hemos comentado en otras entradas. Nos empeñamos en que el deporte sólo ha de ser una vía de diversión para ellas donde no sufran presiones de ningún tipo, se esfuercen lo que consideren oportuno y no nos suponga ningún quebradero de cabeza ni esfuerzo como padres.

Ocurre, que en cualquier grupo acaba habiendo diferentes niveles de implicación y/o competitividad en las niñas. Cosa de lo más normal, no inducido por nadie, eso va con sus caracteres. Y entonces empiezan a verse equipos con doble personalidad. ¿Qué debe de hacer un club o un entrenador llegados a este punto? ¿Se debe de ir haciendo una selección para ir formando equipos homogéneos? ¿Debe de primar el que las chicas estén con sus amigas sin más? ¿Una cosa excluye a la otra?

Suele ser un momento crítico en los grupos. Por lo general se trata familias unidas por la amistad de sus hijas y por la propia actividad deportiva. Pero el deporte como pasatiempo o mera actividad física da un salto y se vuelve competitivo. La solución del mundo del baloncesto de formación es ideal: los niveles de competición. Ocurre que las chicas, los equipos, evolucionan o involucionan y esto supone que tiene que acabar habiendo selección por niveles. Hay clubes que lo tienen muy claro, lo exponen en su filosofía y quienes están en ellos lo entienden y asumen desde el momento en que entran a formar parte. Hay otros que pasan de largo de este asunto y prefieren no afrontarlo hasta que surge la fricción.

Difícil equilibrio el de contentar a todos. Pero se vuelve imposible cuando se pretende quedar bien con todo el mundo. Al final la cuestión es la siguiente: ¿qué hay que primar? ¿el grupo o el equipo? Es decir, ¿por mantener un grupo humano se debe de sacrificar una evolución deportiva? ¿por primar lo deportivo es necesario romper un grupo?

Habrá opiniones de todo tipo pero desde lo que es el punto de vista de un deporte de competición, el club y el entrenador se deben a lo deportivo. Mantener grupos y amistades más allá de esa selección por niveles no debería de verse afectado por dejar de estar en el mismo equipo. Estamos en un ámbito deportivo/competitivo y lo lógico es que se vaya haciendo la selección natural por cualidades y capacidades, que se vayan haciendo equipos por niveles y que todos lo asuman como algo lógico. Un equipo compensado y con chicas de un nivel de calidad y competición parejo siempre va a rendir más y mejor, y no no se trata del nivel A, sirve esto para cualquier nivel. Los equipos descompensados son los que acaban rindiendo menos siempre y esto es un hecho constatable. El trabajo para los entrenadores es más difícil en equipos así ya que el ritmo y los ejercicios no se pueden llevar a cabo por toda la plantilla si son exigentes y pueden desmotivar si se hacen simples para que toda ella pueda realizarlos.

Aparte queda que para los entrenadores, llevar un equipo es su profesión y es lógico que quieran hacerlo lo mejor posible. Los clubes deben ofrecer un abanico para todas las posibilidades, de acuerdo. Pero los clubes se “venden” de cara a captación de socios por proyectos, gestión y méritos deportivos.

Con todo esto, lo que no es habitual es que un grupo que formaba un equipo benjamín llegue a cadete sin haber tenido por el camino incorporaciones y bajas. Menos aún si ese equipo ha intentado siempre competir en un nivel determinado. Empeñarse en lo contrario es un brindis al sol. La selección natural es algo lógico y no es condenatorio para nadie, simplemente es algo necesario en deportes de competición. Y el baloncesto a partir de ciertas categorías, pese a quien pese, lo es.


 ¿De acuerdo con este post? Puedes añadir o rectificar por medio del botón “deja un comentario”. Aporta tu punto de vista sobre lo que lees, el lugar es aquí y el momento es ahora. Colabora con nosotros…

Anuncios

One thought on “Selección ¿natural?

  1. Una vez mas,totalmente de acuerdo. Mi hija no disfruta con esto si no se le exige,y se enfada con compañeras que no estan en lo que deben cuando entrenan. Yo entiendo que otras no sean asi y los clubes pueden y deben con los niveles evitar que unas y otras esten en el mismo equipo para que todas disfruten cada una a su manera

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s